¿Qué es
Service Design?

28 de Mayo, 2021

Cada vez más, y gracias a las nuevas tecnologías, surgen nuevas formas de negocio y de planificación u organización de toda una actividad. Cuando se requiere modificar o replantear políticas, estrategias o procedimientos para que la empresa funcione o se adapte, debemos recurrir a nuevos métodos para lograrlo y que estos estén adaptados, a su vez,  a los nuevos tiempos que corren.

Si te preguntas qué es el Service Desing  y cómo implementarlo, necesitas saber también cuáles son sus claves básicas, así como la forma de cumplir con las necesidades de los usuarios de los servicios que tú ofreces.

 

¿Qué es el Service Desing?

El término Service Desing, literalmente diseño de servicios, consiste en adjudicar un servicio concreto y cumplir con todos y cada uno de las necesidades del cliente o usuario de dicho servicio. Para ello se necesita un conocimiento profundo y exhaustivo del mismo. Se trata en realidad de definir y poner en funcionamiento productos, contactos, estructuras, clientes y proveedores de forma que se coordine toda la estructura del negocio o del servicio que vamos a ofrecer al usuario.

Esta nueva forma de crear y cumplir con los servicios está condicionada por el amplio campo de la experiencia del usuario e impulsada por un nuevo orden en las tendencias demográficas, tecnológicas y económicas que sitúan a este como punto central de un nuevo paradigma en el mundo del consumo y de las relaciones.

La diferencia entre los bienes y los servicios tiende a desaparecer, sobre todo en el ámbito digital en donde cada vez más las empresas venden servicios en lugar de bienes. Se puede decir que lo que se experimenta (servicio) es más importante que lo que se posee (bienes) y sobre todo si la diferencia económica es ostensible entre ambos casos.

Para entenderlo podemos fijarnos en las empresas dedicadas a la automoción, donde disfrutar de las comodidades de un renting supera con creces el hecho de comprar un coche, mantenerlo y hacerlo durar muchos años pagando religiosamente sus revisiones, seguros, letras... La experiencia de usuario, el servicio en sí que da un coche, es lo que cada vez se impone más, ya no solo el producto fabricado en la cadena de montaje, algo impensable tan solo unos años atrás, cuando este tipo de servicio era solo aplicable a ciertas empresas.

Cómo coordinamos ese servicio, el producto, los procesos, la maquinaria, el usuario, toda la infraestructura y sus interacciones, departamentos o comunicación, es el alma del Service Design.

 

Ventajas del Service Desing

El Service Desing nos permite, a través de cierto grado de empatía, comprender al usuario  final en el punto concreto donde es necesario conocerlo y entenderlo profundamente. A través de metodologías distintas, podemos saber qué tipo de usuario tenemos, sus gustos o necesidades concretas y el contexto con el que interactúa con nosotros a nivel empresa. Esto nos permite un mayor branding al mismo tiempo que facilita la comprensión de todo aquello que podemos ofrecer, mejorar y aplicar a otros clientes potenciales.

El diseño de servicios realiza un cuidadoso gráfico de todos los procesos que sigue cada uno de los departamentos internos así como de los distintos procedimientos externos, o sea, del cliente o usuario y de su desarrollo interno.

El resultado de ese planteamiento es una visión global en la  que se puede conectar a cada uno de los interlocutores hacia una eficiencia específica, logrando un engranaje perfecto entre todos los departamentos.

También permite visualizar los tres pasos que da el consumidor en sus distintos estados de compra: cuando se inicia el servicio, su uso prolongado en el tiempo y la opinión posterior del cliente. Las personas que trabajan en el diseño de servicios deben evaluar y corregir aquello que produjo un error o fallo, los posibles mecanismos de mejora y su corrección.

Esta es una forma de garantizar la plena satisfacción del usuario y su posible fidelización.

 

El Service Desing y el branding

Para saber qué es el Service Desing debemos tener en cuenta que la principal herramienta de del diseño de servicios es la información de todos aquellas personas que están implicadas dentro y fuera de la empresa. Es decir, el cliente o usuario y los creadores del servicio.

Tanto grupos multidisciplinares como técnicas de venta, entrevistas, observación detenida o cuestionarios nos van a permitir el funcionamiento óptimo de nuestros servicios y el grado de satisfacción del cliente. Esta forma de plantear el negocio, con colaboraciones y comunicaciones constantes con los usuarios nos brindan los mecanismos necesarios para mejorar la relación entre cliente y empresa.

El valor de una marca depende en gran medida y cada vez más del valor que el usuario recibe en cada momento o situación. Tener en cuenta los servicios, sentir como primordial la experiencia del usuario, prever las circunstancias adversas y clarificar nuestras prestaciones, contribuye a mejorar y optimizar todos los activos de la empresa. Gestionar el modo en que nos relacionamos con el usuario, fideliza a los clientes habituales y da relevancia a cada servicio, permitiendo, además, la mejora y el crecimiento constante.

Para aplicar el Service Desing en tu empresa, contacta con nuestros expertos en Service Desing en AD-DO.com y comienza a aplicarlo a tu empresa para que esta pueda crecer día a día.

¿Quieres que hablemos
de tu proyecto?

Contacta

Contacta